Aikido

¿Qué es el Aikido?

El Aikido es un arte marcial de origen japonés, que utiliza el desequilibrio del oponente, y no la fuerza del oponente, su contra. Fue creado por O’ Sensei (gran Maestro) Morihei Ueshiba (1883-1969), quien introdujo aspectos morales y espirituales a este arte, enfatizando así el desarrollo de la persona y la armonía, propia y con el entorno. Éste es el principio más básico del Aikido, aun cuando parezca paradójica la idea de una disciplina marcial que se esfuerce por la paz y la armonía.

La palabra Aikido proviene de tres vocablos o ideogramas japoneses (kanji) cuyos significados son:

AI = unión, armonía, coordinación.

KI = energía, espíritu.

DO = vía, camino, método.

Así puede traducirse como “el camino (DO) para unir (AI) toda nuestra energía interior (KI)”.

Esta basado en la no-resistencia, que no quiere decir pasividad ni dejar hacer al adversario, si no utilizar su impulso desviándolo en el sentido del ataque, en su propio perjuicio, para provocar un desequilibrio y derribarlo con técnicas de proyección, o controlarlo e inmovilizarlo.

Los movimientos se acompañan con una serie de golpes en puntos vitales del cuerpo, aunque su objetivo no es causar un daño grave ni herir al agresor, sino distraerle para hacer posible una técnica.

La diferencia fundamental con otras artes marciales consiste en que busca disuadir al adversario y neutralizar su intención agresiva, mas que derrotarle, al mismo tiempo se descarta tajantemente toda idea de competición.

Los movimientos de Aikido son de naturaleza circular y la práctica también incluye el aprendizaje de caídas, sin las cuales seria imposible progresar en las técnicas y constituyen una forma de defensa por si mismas.

Las técnicas de Aikido no combinan la fuerza contra la fuerza, se busca la armonía en los movimientos y la coordinación a través de la respiración, por eso el Aikido está dirigido a todo el mundo, cada uno puede practicarlo adaptándolo en función de su edad, sexo y posibilidades físicas, a condición de estudiar y practicar con continuidad y dedicación. Constituye una perfecta escuela de aprendizaje, experimentación y desarrollo de los valores morales y físicos del individuo, y es un completo método de educación tanto físico como técnico.